‘La Maldición de los Recursos’

De Oil4All
Saltar a: navegación, buscar

Visión General

La ‘Maldición de los Recursos’ es la idea de que la presencia de grandes cantidades de recursos naturales, en relación a otras fuentes de ingresos de una sociedad o estado, en realidad lleva efectos negativos en el ámbito social, político y económico, más que a efectos positivos. La Maldición de los Recursos es un resultado directo de la dependencia en los ingresos provenientes del petróleo. A medida de que el movimiento a favor de la transparencia ha ido ganando terreno, numerosas investigaciones se han llevado a cabo sobre los puntos débiles de la cadena de producción de petróleo, en la cual se presentan oportunidades para que la corrupción y el abuso tomen lugar.

Historia y Percepción Actual de la Idea

La idea de que los recursos naturales llevan resultados negativos ha existido desde la década de los cincuenta, cuando fue disputada por los bandos ideológicos de derecha y de izquierda. A lo largo del tiempo, datos empíricos comenzaron a acumularse apoyando esta idea. En la década de los setenta, Gobind Nankani, vice presidente del Banco Mundial, indicó que un grupo de países exportadores de minerales había crecido en promedio anualmente 1.5% durante el período 1960 a 1976, cerca de la mitad del crecimiento de un grupo de control de países no ricos en recursos.[1] En 1988, un estudio encargado por el Banco Mundial, examinó las ganancias inesperadas procedentes de seis países ricos en petróleo durante el boom de la década de los setenta y concluyó que estos estados habían tenido menor éxito que países con escasos recursos naturales.[2]

Estudios de Sachs en la década de 1990

En su trabajo ‘Abundancia de Recursos Naturales y Crecimiento Económico’ (Natural Resource Abundance and Economic Growth, en inglés) a finales de 1990, Jeffrey Sachs y Andrew Warner examinaron 97 países a lo largo de 18 años, de 1971 a 1989, y encontraron que los estados con altos niveles de exportaciones de recursos naturales tenían, en general, un crecimiento económico anormalmente lento en relación a otros países. El estudio llegó a ser la base de un creciente reconocimiento de la necesidad de identificar los problemas que la abundancia de recursos naturales puede traer a sociedades en desarrollo.

Detractores del término ‘Maldición de los Recursos’

Diversos economistas han rechazado el término ‘maldición de los recursos’ puesto que les parece fatalista.[3] El profesor de Oxford Paul Collier sugiere que el término plantea el problema al revés, puesto que él estima que se encuentran más recursos naturales en países desarrollados que en los países en vía de desarrollo. El predominio de las industrias de recursos naturales en algunas economías en desarrollo se debe simplemente, sugiere él, al hecho de que han tenido menos alternativas para el desarrollo económico como resultado de diversos factores políticos y sociales.[4] Collier argumenta, que para ‘el Billón de Abajo’ – el billón de personas más pobres del mundo – el problema es más bien, que sus recursos naturales no han sido descubiertos o desarrollados lo suficiente.

Dictámenes de Entidades Estratégicas

Instituciones Internacionales

El Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó estudios que discuten la manera más adecuada para abordar el concepto de la maldición de los recursos en Nigeria[5] y Botswana.[6]

El Banco Mundial utiliza el término ‘Maldición de los Recursos’[7][8] para argumentar que no es inevitable y puede ser evitada con prácticas de buen gobierno. Sin embargo, algunos críticos han cuestionado si las políticas que el Banco Mundial ha seguido son eficaces, considerando su apoyo a un oleoducto que atraviesa desde Chad a Camerún, estando atado a políticas para la mitigación de la pobreza.[9]

Empresas Petroleras

En los últimos años, las compañías energéticas han empezado a reconocer los retos que los recursos naturales pueden presentar a los países en desarrollo.

‘No se puede negar la realidad de los problemas que han afligido a numerosos países en vía de desarrollo como resultado de los ingresos provenientes de los recursos naturales. Estoy convencido de que existen varias maneras de mitigar muchos de estos problemas, sin embargo sería erróneo empezar con una negación de la realidad,’ afirmó NJ Butler, en aquel tiempo vice presidente de British Petroleum, en un discurso en 2004.

ExxonMobil ha rechazado el uso del término ‘Maldición de los Recursos’, no obstante señala su apoyo al proceso EITI puesto que reconoce la necesidad de prácticas de buen gobierno en pos de compartir los beneficios de la producción de petróleo, y reconoce que la transparencia es una parte integral de ello.[10]

Causas Económicas

La Enfermedad Holandesa

La llamada ‘Enfermedad Holandesa’ es el efecto sobre la economía de un país, fruto de una gran recaudación de ingresos provenientes de la exportación de recursos naturales. El término proviene de los Países Bajos en donde un declive en la industria manufacturera tuvo lugar durante los años sesenta, posteriormente al descubrimiento de un importante campo de gas natural a finales de la década de los cincuenta.

La teoría sugiere que las exportaciones de petróleo llevan a grandes ingresos de moneda extranjera, lo que tiende a conducir a un aumento en la tasa de cambio de la moneda del país. Esto perjudica la competitividad de las exportaciones de otros sectores, y de esta manera los recursos naturales empiezan a dominar el total de las exportaciones. A la vez, el poder adquisitivo del sector petrolero atrae mano de obra y capital, y por consiguiente también afecta de manera negativa a todos los demás sectores de la economía, sean orientadas a la exportación o no.

Correlación Entre el Petróleo y la Deuda

Economists have long noted the link between oil revenues and higher fiscal spending. Venezuela during the 1970s oil boom is a famous case, where President Carlos Andres Perez increased public spending dramatically, leading the country into debt. The fact that all government spending, as well as liquidity in the economy as a whole, rises and falls unpredictably with the fluctuations in the price of oil and other commodities is a severe management problem.

A 2005 study by the Institute for Public Policy Reform analysed data from 101 countries for the period 1991 to 2002 and concluded there was a statistical correlation between increased oil production and exports, and public debt in the producing country.[11]

Causas Políticas

El Debilitamiento del Estado

Un gran número de politólogos ha descrito la maldición de los recursos como el culpable tanto de que los dirigentes no tengan que rendir cuentas como de que los entes del estado sean débiles. No tienen que rendir cuentas debido a que los ingresos provenientes de los recursos naturales les permiten no tener la necesidad de aumentar impuestos para proporcionar asistencia social y servicios públicos (hasta cierto punto dependiendo del nivel de riqueza de sus recursos). Por otra parte, el debilitamiento institucional se debe al hecho de que los organismos del estado nunca se desarrollan bajo una verdadera disciplina, en cambio, se desarrollan a través de la meritocracia y en contra de objetivos y resultados medibles. El exponente mas destacado de esta teoría es el Profesor Terry Lynn Karl quien estudió Venezuela, Nigeria, Argelia e Irán.[12]

La Maldición de los Recursos y Conflicto

Analistas de la maldición de los recursos señalan incontables casos donde la riqueza de los recursos naturales da lugar a conflictos o los exacerba, ya sea entre estados o dentro de ellos. Casos que se destacan incluyen:

  • Sudán del Sur, donde la presencia del petróleo está renovando la tensión entre el gobierno de Jartum y los separatistas del sur.
  • La región Cabinda de Angola, la cual es rica en petróleo. Un movimiento secesionista ha florecido en la región desde el descubrimiento de petróleo.
  • Nigeria, donde la concentración de petróleo en el Delta del Níger contribuyó a la Guerra Civil de Nigeria de 1966 - 1970, y desde entonces ha sido causa de frecuentes tensiones.

Referencias

  1. "Developmental Problems of Mineral Exporting Countries" World Bank background paper for the 1980 World Development Report consultado 24 octubre 2011.
  2. "Oil Windfalls, Blessing or Curse?" Alan Gelb and Associates Oxford University Press, Nueva York, 1988.
  3. "Resource Curse, or Resource Trap?" M. Lorenzo Warby consultado 24 octubre 2011.
  4. "The Plundered Planet Why We Must - and How We Can - Manage Nature for Global Prosperity" Paul Collier Oxford University Press, 2009.
  5. "Addressing the Natural Resource Curse. An Illustration from Nigeria" IMF Working Paper consultado 24 octubre 2011.
  6. "Escaping from the Resource Curse: Evidence from Botswana and the Rest of the World" IMF Staff Papers, 2007 pp. 54, 663–699.
  7. "Property Rights and the Resource Curse" Leif Wenar World Bank Research Paper, consultado 24 octubre 2011.
  8. "'Contributing to development'?" Interview with Somit Varma, director of the World Bank's Oil, Gas, Mining and Chemicals Group, Critical Resource website consultado 24 octubre 2011.
  9. "Can policy intervention beat the resource curse? Evidence from the Chad–Cameroon pipeline project" Scott Pegg, African Affairs 105(418):1-25 (2006)
  10. "Transparency can promote better natural resource management" Exxon Mobil website consultado 24 octubre 2011.
  11. "Drilling into Debt" Institute of Public Policy Research, UK, 2005 Retrieved 24 October 2011.
  12. "The Paradox of Plenty: Oil Booms and Petro States" Terry Lynn Karl University of California Press, 1997.